VACUNA

Dengue: Enfermedad

MENÚ

Última revisión: 20/Ene/2019

¿Qué provoca el dengue?

Es una enfermedad infecciosa sistémica y dinámica. La infección puede cursar en forma asintomática o expresarse con un espectro clínico amplio que incluye las expresiones graves y las no graves. Después del período de incubación, la enfermedad comienza abruptamente y pasa por tres fases: febril, crítica y de recuperación.

El dengue requiere abordarse como una única enfermedad con presentaciones clínicas diferentes que van de estados benignos hasta evolución clínica severa y desenlaces que causan la muerte.

El virus del dengue pertenece a la familia Flaviviridae. Se han descrito cuatro serotipos de virus del dengue: DENV-1, DENV-2, DENV-3 y DENV-4. La infección por un serotipo produce inmunidad permanente contra la reinfección por ese serotipo. La infección sucesiva con dos serotipos diferentes es un factor de riesgo para desarrollar las formas graves de la enfermedad.

Todos los serotipos han sido aislados en las Américas. En varios países circulan simultáneamente, creando un grave riesgo de una epidemia. El dengue presenta un patrón estacional con picos en los meses de lluvia.

¿Cómo se transmite?

El virus del dengue es transmitido principalmente por el mosquito Aedes aegypti: la hembra del mosquito, cuando pica al humano, regurgita saliva con virus, que son inoculados en sangre y tejidos. Aedes aegypti habita regiones tropicales, subtropicales y algunas áreas templadas. Esta especie pica durante el día, con el período de alimentación más activo 2 horas antes y 2 después del amanecer y el atardecer.

El mosquito pica a una persona infectada e ingiere la sangre con el virus del dengue, el cuál se incuba en el mosquito por un período de 8 a 12 días, después del cual el mosquito comienza a transmitir el virus, picando a otras personas. La persona infectada puede presentar síntomas después de 5 a 7 días de la infección. También puede ocurrir la transmisión mecánica cuando el mosquito interrumpe la alimentación en una persona infectada y pasa a alimentarse inmediatamente en un huésped susceptible. Esta forma de transmisión no requiere la incubación de virus.

¿Cuántas personas enferman de dengue?

En las últimas décadas ha aumentado enormemente la incidencia de dengue en el mundo. El número real de casos de dengue está insuficientemente notificado y muchos casos están mal clasificados. Según una estimación reciente, se producen 390 millones de infecciones por dengue cada año (intervalo creíble del 95%: 284 a 528 millones), de los cuales 96 millones (67 a 136 millones) se manifiestan clínicamente (cualquiera que sea la gravedad de la enfermedad). En otro estudio sobre la prevalencia del dengue se estima que 3,900 millones de personas, de 128 países, están en riesgo de infección por los virus del dengue.

El número de casos notificados pasó de 2.2 millones en 2010 a 3.2 millones en 2015. Aunque la carga total de la enfermedad a nivel mundial es incierta.

El dengue afecta aproximadamente a 100 millones de personas anualmente y provoca 25,000 muertes, con más de 500,000 hospitalizaciones. En México durante el 2017 se reportaron 1,316 casos de dengue no grave, 84 casos de dengue grave.

Los casos por región los pueden ver en los siguientes enlaces:

¿Qué enfermedades causa el dengue?

El dengue produce un número significativo de infecciones asintomáticas y la enfermedad puede abarcar desde sintomatología confusa hasta cuadros clásicos y manifestaciones graves que pueden producir la muerte.

Las manifestaciones clínicas más comúnmente asociadas con la infección por el virus son: fiebre, cefalea, dolor retroorbital, mialgias (dolor muscular), artralgias (dolor articular) y exantema. En el dengue con manifestaciones hemorrágicas (dengue grave), además de lo anterior, el paciente tiene que presentar fiebre aguda o reciente, prueba de torniquete positiva, petequias, equimosis, sangrados en las mucosas, en el tracto gastrointestinal y en el sitio de inyección, trombocitopenia, extravasación de plasma debido al aumento de la permeabilidad vascular manifestada por el hematocrito menor a 20% por encima del promedio, insuficiencia circulatoria, que se manifiesta por pulso rápido y débil, tensión arterial disminuida o hipotensión, con piel fría y agitación. El dengue grave puede causar la muerte.

No hay tratamiento específico para tratar el Dengue.

Bibliografía