VACUNA

Herpes Zóster: Enfermedad

MENÚ

Última revisión: 20/Ene/2019

¿Qué provoca el Herpes Zóster?

El virus varicela-zóster (VVZ) es uno de los 8 virus conocidos de la familia de los herpesvirus. Se distribuye por todo el mundo y causa tanto la varicela, cuando infecta por primera vez (primoinfección), como el herpes zóster, en posteriores reactivaciones.

Tras contraer el virus de la varicela por primera vez, los virus quedan latentes en los ganglios sensoriales. Al disminuir la inmunidad, algo que puede ocurrir de manera natural con la edad avanzada o debido a medicamentos o enfermedades, estos virus latentes pueden reactivarse dando lugar al herpes zóster. La principal complicación del herpes zóster es la neuralgia postherpética (NPH) que consiste en dolor en la zona del territorio afectado, que persiste más de un mes, incluso una vez curadas las lesiones en la piel.

El mecanismo inmunológico que controla la latencia del VVZ no se conoce bien. Sin embargo, los factores asociados con la enfermedad recurrente incluyen envejecimiento, inmunosupresión, exposición intrauterina al VVZ y haber tenido varicela a una edad temprana (menores de 18 meses). En personas inmunocomprometidas, zóster puede diseminarse, causando lesiones cutáneas generalizadas y afectación del sistema nervioso central, pulmonar y hepática.

¿Cómo se transmite?

El herpes zóster no se transmite, es causado por el virus de la varicela zóster que se contrajo durante la infancia, el cual queda latente en los ganglios sensoriales, y al disminuir la respuesta del sistema inmune, se reactiva y produce el herpes zóster.

¿Qué enfermedades causa el herpes zóster?

El herpes zóster es una enfermedad que se caracteriza por presentar erupción en la piel sobre base inflamatoria de similares características a la de la varicela, que puede llegar a ser extremadamente dolorosa y que aparece siguiendo el territorio de un nervio sensitivo.

Lo más frecuente es que se trate del recorrido de un nervio torácico o lumbar. Esto implica que la erupción rodea de forma lineal un lado del tórax. También se puede presentar en otras zonas como en cara, cabeza, abdomen, brazos o piernas.

En individuos con una buena inmunidad, las lesiones se secan en torno a 7-10 días. El desarrollo de nuevas lesiones más allá de 1 semana tras el inicio sólo se dará en personas con depresión del sistema inmunológico.

Bibliografía

  • Romero FR, Romero CR. “Herpes Zóster”. En Vacuna y vacunación. Fundamentos y manejo de las inmunizaciones. 1ª Ed, México. Editorial Médica Panamericana 2014. Pp. 128-30.
  • Álvarez MJ, Martín S, Velasco C. Vacuna a Vacuna. Segunda Edición. España. Amazing Books.
  • Vazquez M, Cravioto P, Galván F, et al. Varicela y herpes zóster: retos para la salud pública. Salud Publica Mex 2017;59:650-6.
  • Centers for disease control and prevention. Varicella. Epidemiology and Prevention of Vaccine-Preventable Diseases. Pink Book - 13th Ed, 2015. Disponible en: https://www.cdc.gov/vaccines/pubs/pinkbook/varicella.html