VACUNA

Influenza: Enfermedad

MENÚ

Última revisión: 20/Ene/2019

¿Qué provoca la influenza?

La influenza es una enfermedad respiratoria infecciosa causada por el virus influenza que puede causar un cuadro clínico de leve a grave y potencialmente mortal, caracterizada por el inicio súbito de fiebre alta, dolor de cabeza, fatiga, dolores musculares y articulares, rinorrea, congestión nasal y ataque al estado general, y es más común que las formas epidémicas aparezcan en invierno con predominio en lugares de clima frío y seco.

¿Cómo se transmite?

La influenza se transmite a través de secreciones de las vías respiratorias, es altamente contagiosa, presenta un periodo de incubación muy corto de uno a dos días, es decir, que prácticamente quien está enfermo estornuda, y quien recibe el virus y es susceptible al otro día presenta la enfermedad.

La influenza estacional tiene fácil propagación y se transmite rápidamente en entornos como las escuelas y las residencias de ancianos. Al toser o estornudar, las personas infectadas dispersan en el aire, a distancias de hasta 1 metro, gotitas infecciosas (con virus), infectando así a las personas cercanas que inspiran esas gotitas. El virus también puede transmitirse por las manos contaminadas. Para prevenir la transmisión hay que lavarse las manos frecuentemente y cubrirse la boca y la nariz con un pañuelo al toser.

¿Cuántas personas enferman de influenza?

La influenza causa epidemias anuales que según datos de la OMS representan en todo el mundo de 3 a 5 millones de casos graves y entre unas 250.000 y 500.000 muertes cada año. En los países industrializados la mayoría de muertes asociadas a influenza corresponden a mayores de 65 años.

En los climas templados las epidemias estacionales se producen sobre todo durante el invierno, mientras que en las regiones tropicales pueden aparecer durante todo el año, produciendo brotes más irregulares.

Puede verse afectado cualquier grupo de edad, aunque unos corren más riesgos que otros:

  • Las personas con mayor riesgo de enfermedad grave o complicaciones son las embarazadas, los menores de 59 meses, los ancianos y los pacientes con enfermedades crónicas (cardiacas, pulmonares, renales, metabólicas, del desarrollo neurológico, hepáticas o hematológicas) o inmunodepresión (por VIH/sida, quimioterapia, corticoterapia o neoplasias malignas).
  • Debido a su exposición a los pacientes, los profesionales sanitarios corren gran riesgo de infectarse por los virus de la gripe y de transmitirlos, sobre todo a personas vulnerables.

Durante el pasado siglo ocurrieron tres pandemias de influenza, es decir infección de influenza simultánea en diferentes países, en 1918, en 1957 y en 1968. La primera pandemia de influenza de este siglo la declaró la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Junio 2009 y fue causada por el virus influenza A (H1N1). Los virus del tipo B no tienen potencial pandémico, aunque sí epidémico.

El número de personas que enferman con influenza estacional puede ser elevada, pudiendo afectar entre el 5% y el 20% de la población general y llegando hasta el 50% en personas que viven en instituciones cerradas (por ejemplo, residencias geriátricas)

Los casos por región los pueden ver en los siguientes enlaces:

¿Qué enfermedades causa la influenza?

La enfermedad de la influenza puede variar de infección asintomática a severa. En general, solo alrededor del 50% de las personas infectadas desarrollarán los síntomas clínicos clásicos de la influenza:

Bibliografía