VACUNA

Poliomielitis: Enfermedad

MENÚ

Última revisión: 20/Ene/2019

¿Qué provoca el virus de la poliomielitis?

La Poliomielitis, parálisis infantil o Polio, es una enfermedad de origen viral muy contagiosa que puede afectar de forma grave al sistema nervioso y producir una parálisis permanente e incluso la muerte por fallo de la musculatura respiratoria.

¿Cómo se transmite?

La transmisión es persona-persona, por vía fecal-oral, heces o aguas contaminadas y en los países donde aún existen casos de poliomielitis, el 95% de las infecciones ocurren en niños menores de 5 años.

¿Cuántas personas enferman de poliomielitis?

En 2013, se sucedieron brotes tras una importación de poliovirus salvaje desde países endémicos del cuerno de África (Somalia, Etiopía y Kenia), Siria y Camerún. Se documentó evidencia de transmisión de poliovirus salvaje en Israel. Casos de polio debidos a poliovirus derivados de poliovirus vacunal, se han documentado en Nigeria, Níger, Chad, Camerún, Pakistán, Afganistán, Somalia. Actualmente, la polio es endémica en dos países, Afganistán y Pakistán.

En 2015 se registraron 74 casos de polio causada por un virus salvaje en Pakistán y Afganistán (72 % y 27 %, respectivamente) (en 2014, fueron 359 casos en 9 países). Y, desafortunadamente, 3 casos en Nigeria en 2016. Según la OMS, las coberturas vacunales con vacuna oral en el año 2014 fue desigual en las distintas regiones, con un promedio del 88 %: África 80 %, Mediterráneo este 86 %, Europa 95 %, Américas 90 %, Asia sur y este 90 % y Pacífico oeste 87 %.

LOS CASOS EN EL MUNDO LOS PUEDEN VER EN EL SIGUIENTE ENLACE:

¿Qué enfermedades causa la poliomielitis?

La mayoría de las infecciones son asintomáticas (95%). Los casos sintomáticos tienen las siguientes fases:

  • Fase febril o catarral: astenia, anorexia, dolores musculares y fiebre.
  • Fase clínica: la forma más grave es la afección del sistema nervioso (cerebro y médula espinal), con manifestaciones de meningo-encefalitis (meningitis aséptica) y polio paralítica, que se inicia por los miembros inferiores y van ascendiendo pudiendo afectar a los músculos respiratorios, provocando parálisis respiratoria. Ocurre en el 0.1% de los casos.
  • Evolución: desde la recuperación total, hasta parálisis (1% casos) con invalidez permanente y hasta la muerte por parada de la musculatura respiratoria.
  • Síndrome pospoliomielitis: aparición tardía de síntomas como debilidad muscular, alteraciones de la sensibilidad, exacerbación de los síntomas musculares o nuevos síntomas en aquellas personas que tuvieron la enfermedad en la infancia. Se desconoce el mecanismo de producción de estos efectos tardíos.

Bibliografía

  • Sanchez CJ, Romero CR. “Poliomielits”. En Vacuna y vacunación. Fundamentos y manejo de las inmunizaciones. 1ª Ed, México. Editorial Médica Panamericana 2014. Pp. 90-4.
  • Álvarez MJ, Martín S, Velasco C. Vacuna a Vacuna. Segunda Edición. España. Amazing Books.