VACUNA

Tétanos: Enfermedad

MENÚ

Última revisión: 20/Ene/2019

¿Qué provoca el tétanos?

El tétanos es una enfermedad bacteriana causada por Clostridium tetani cuyas esporas están diseminadas por todo el medio. En condiciones favorables (como heridas sucias) la infección, produce una neurotoxina que afecta al sistema nervioso y provoca la rigidez muscular y los espasmos característicos. La enfermedad puede afectar a cualquier grupo de edad y las tasas de mortalidad son altas incluso cuando se dispone de medios avanzados de cuidados intensivos.

¿Cómo se transmite?

Sus esporas están diseminadas por todo el medio y son altamente resistentes a los medios de desinfección habituales. La puerta de entrada del microorganismo suele ser una herida contaminada con tierra o polvo que en ocasiones pueden pasar inadvertidas.

El tétanos no se transmite de persona a persona.

¿Cuántas personas enferman de tétanos?

Se calcula que el número total de muertes ocasionadas por el tétanos en todo el mundo en 2002 fue de 213,000, de las cuales unas 180,000 correspondieron al tétanos neonatal y posiblemente hasta 15,000-30,000 al tétanos materno. En 2016 la Organización mundial de la salud reporta 13,502 casos de tétanos.

En la actualidad, son los adultos a partir de los 50 años que o bien no están vacunados o están incorrectamente vacunados (menos de 3 dosis), los afectados por la enfermedad.

Los casos por región los pueden ver en los siguientes enlaces:

¿Qué enfermedades causa el tétanos?

El periodo de incubación del tétanos varía entre 3 y 21 días, con un promedio de 10 días. El tétanos no se transmite de persona a persona. La infección natural no confiere inmunidad por lo que es esencial vacunar a los enfermos, bien al realizar el diagnóstico o bien durante la convalecencia.

La enfermedad se caracteriza por contracciones musculares dolorosas, primero en los maseteros (trismo) y músculos del cuello y posteriormente al resto del cuerpo con espasmos generalizados. Son signos típicos del tétanos la ‹‹posición en opistótonos›› debido a la contracción sostenida de los músculos dorsales así como la expresión facial conocida como ‹‹risa sardónica›› por la contracción de los músculos faciales.

El tétanos neonatal es una forma grave de enfermedad producida por la entrada de esporas en la herida del cordón umbilical. El recién nacido se encuentra asintomático en los primeros días de vida pero posteriormente (entre los 3 y 12 días después del nacimiento) y de forma progresiva, presentan dificultad para alimentarse a causa del trismus y de la rigidez generalizada con espasmos (opistótonos) e incluso con convulsiones.

Bibliografía