Seguridad en las vacunas

Última revisión: 20/Ene/2019

Se ha demostrado que las vacunas son seguras y eficaces, y han tenido un gran beneficio a la humanidad desde la primera vacuna que se creo en 1796 como la erradicación de la viruela y el control de enfermedades como la polio, fiebre amarilla, difteria, tos ferina, tétanos, rubeóla y más, es muy importante estar aplicarse todas las vacunas que actualmente tenemos para estar protegidos.

Las vacunas al ser una sustancia externa a nuestro organismo puede causar algunos efectos adversos no deseados, como sucede con otras sustancias como medicamentos, alimentos o cualquier otra que este en contacto con nuestro cuerpo.

Los efectos adversos de las vacunas son efectos no deseados que ocurren como consecuencia de la vacunación.

La mayoría de los efectos adversos producidos por la vacunación son leves y transitorios y se limitan a dolor pasajero o tumefacción en el lugar de la punción.

La causa de los efectos adversos puede ser debido a la propia vacuna, a los conservadores que se incluyen para mantenerla estable o a otras sustancias presentes en algunas vacunas.

Los efectos adversos más graves son muy poco frecuentes (aproximadamente 1 caso de cada millón de vacunas aplicadas) y son mucho menos frecuentes que los producidos por la propia enfermedad de la que protegemos.

Los efectos adversos más habituales son:

  • Dolor, hinchazón y enrojecimiento en el lugar de la inyección.
  • Fiebre

Los efectos adversos más comunes dependiendo de cada vacuna son los siguientes:

Vacuna Efectos secundarios Medidas a tomar
BCG Enrojecimiento, dolor e inflamación pápula, en 1ª. semana mácula, 2ª. semana 4ª a 6ª semana nódulo, pequeña úlcera, salida de material seroso. 6ª. a 12ª. semana costra, cicatriz, en ocasiones aumento de volumen de los nódulos linfáticos axilares, de 2 a 4 meses después de la inmunización. BCGitis es rara Lavar la zona con agua y jabón. No se debe dar masaje ni colocar compresas calientes ni de ningún otro tipo en la zona de aplicación.
En algunos casos los ganglios linfáticos fistulizados pueden ser drenados, la administración de tratamiento sistémico de medicamentos contra la tuberculosis no es efectiva.
HEPATITIS B Eritema, induración y dolor en el sitio de inmunización; fiebre, fatiga, náuseas, vómito, diarrea, dolor abdominal, cefalea, calosfríos, mialgias, artralgias, erupción, prurito, artralgia, dolor de cuello, dolor de hombro, rigidez cervical, aturdimiento, vértigo, mareo, parestesias, rinitis, tos, dolor de oídos, linfadenopatia, insomnio, trastornos del sueño, disuria e hipotensión arterial. No se deben ingerir medicamentos ya que estas manifestaciones desaparecen espontáneamente.
VACUNA HEPTAVALENTE Y POLISACÁRIDA CONTRA NEUMOCOCO Eritema, induración y dolor; fiebre, nódulo doloroso, otitis recurrente, diarrea, vómito, disminución del apetito, mareo, sueño intranquilo e irritabilidad, exantema, urticaria, artralgia, trastornos del sueño y adenitis. No se deben ingerir medicamentos ya que estas manifestaciones desaparecen espontáneamente.
DPaT/IPV+Hib Dolor, induración, enrojecimiento y calor en la zona; fiebre, llanto persistente, vómitos, diarrea, pérdida de apetito, somnolencia, irritabilidad, malestar general, cefalea, convulsiones, escalofrío, mialgias y artralgias No se recomiendan, ni compresas calientes, ni medicamentos ya que estas manifestaciones desaparecen espontáneamente.
ROTAVIRUS Fiebre, diarrea o vómito, hiporexia e irritabilidad, pérdida de apetito, flatulencias, dolor abdominal, regurgitación, fatiga, llanto, trastornos del sueño, somnolencia y estreñimiento o cólicos intestinales y heces gelatinosas. De presentarse vómito, ayuno e hidratación oral.
TRIPE VIRAL (SRP) Dolor, induración, enrojecimiento y calor; del 5º. al 12º. día malestar general, rinitis, cefalea, tos, náusea, vómito, diarrea, exantema, fiebre, orquitis, sordera y parotiditis; excepcionalmente púrpura trombocitopénica y meningitis aséptica entre 2ª. Y 4ª. semana. No se recomienda medicamentos, estas manifestaciones desaparecen espontáneamente.
TD Tumefacción, eritema, induración y dolor, nódulo; malestar general, fiebre, anorexia, irritabilidad, urticaria. Si presenta fiebre posterior manejo con medios físicos. Se puede utilizar medicamento para el dolor o antihistamínicos en caso de urticaria.
SARAMPIÓN Y RUBÉOLA Fiebre, dolor ligero, endurecimiento, enrojecimiento, entre el 7º. al 10º. día exantema generalizado, cefalea, rinitis, tos, prurito y mareos, adenitis retroauricular, artritis y artralgias. Analgésico y antipirético en caso de fiebre, no se deben de usar como profilácticos. Para el prurito baños con jabones de ph neutro (avena o glicerina), cremas o lociones hidratantes.
INFLUENZA Dolor, eritema, induración en el sitio de inyección y rigidez en el deltoides; escalofrios, malestar general, cefalea, mialgias, artralgias. No se recomienda medicamentos, estas manifestaciones desaparecen espontáneamente.
DPT/HB + HIB Dolor, induración, enrojecimiento y calor; fiebre, llanto persistente, somnolencia, irritabilidad, malestar general, cefalea, convulsiones, escalofrío, mialgias y artralgias. No se recomienda medicamentos, estas manifestaciones desaparecen espontáneamente.
VACUNA ANTIPOLIOMIELÍTICA INACTIVADA Dolor, induración, enrojecimiento y tumefacción; fiebre moderada. No se recomienda medicamentos, estas manifestaciones desaparecen espontáneamente.
HEPATITIS A Eritema, induración y dolor; fiebre, astenia, cefalea, dolor a la deglución, cefalea, dolor abdominal, diarrea, náuseas, vómito, dolor muscular y articular, hiporexia, insomnio, irritabilidad, astenia, rash y urticaria. No se recomienda medicamentos, estas manifestaciones desaparecen espontáneamente.
VARICELA Erupción papulovesicular, fiebre, adenitis, artritis y artralgias, urticaria, eritema y prurito; excepcionalmente disnea, y edema de labios o laringe. Los síntomas de varicela se pueden controlar con baños calmantes y antihistamínicos. Antipiréticos para controlar la fiebre, el dolor de cabeza y muscular.
VIRUS DEL PAPILOMA HUMANO Dolor, enrojecimiento, nódulo; malestar general, irritabilidad, fiebre, náuseas, nasofaringitis, mareo, diarrea, en ocasiones se presenta vómito, mialgias, tos, dolor dental, artralgias, insomnio o congestión nasal. No se recomienda medicamentos, estas manifestaciones desaparecen espontáneamente.
FIEBRE AMARILLA Cefalea, malestar general, mialgia y fiebre entre 5º. y 7º. día; ocasionalmente erupción en piel del 5º. al 8º. Día. No es necesario aplicar medicamentos o pomadas.
MENINGOCÓCO Dolor y enrojecimiento, fiebre, dolor de cadera y fatiga. En ocasiones edema de labios, boca y garganta, exantema en manos, pies y tobillos. Excepcionalmente convulsiones, fotofobia, somnolencia, confusión y manchas rojas o violáceas que no desaparecen a la digito presión. No se recomienda medicamentos, estas manifestaciones desaparecen espontáneamente.
CÓLERA Diarrea, contracciones abdominales, dolor de cabeza, náuseas, fatiga, erupciones cutáneas, malestar gastrointestinal, fiebre, vómitos, hiporexia, flatulencia y enfermedad del suero. Ayuno e hidratación oral.
TIFOÍDICA Dolor local, rubor o induración; fiebre y cefalea. No se recomienda medicamentos, estas manifestaciones desaparecen espontáneamente.
RABIA HUMANA Dolor, reacciones cutáneas, fiebre, náuseas, vómito, cefalea, artralgias, mialgias, dolor abdominal, taquicardia, bradicardia, hipotensión, diaforesis y mareos. No se recomienda medicamentos, estas manifestaciones desaparecen espontáneamente.
TD
Las vacunas NO provocan autismo

No hay evidencia científica de que la vacunas causen autismo. La pregunta sobre un posible vínculo entre la vacuna triple viral y el autismo ha sido ampliamente revisada por grupos independientes de expertos.

Estas revisiones han concluido que la evidencia epidemiológica disponible no respalda un vínculo causal entre la vacuna triple viral y el autismo.

La sugerencia de que esta vacuna podría conducir al autismo tuvo su origen en la investigación en gastroenterología realizada por Andrew Wakefield en el Reino Unido. En 1998, Wakefield y sus colegas publicaron un artículo en The Lancet que afirmaba que el virus de la vacuna contra el sarampión en la triple viral causaba una enfermedad intestinal inflamatoria, lo que permitía que proteínas dañinas ingresaran al torrente sanguíneo y dañaran el cerebro.

La validez de este hallazgo se cuestionó posteriormente cuando otros investigadores no pudieron reproducirla. Además, los hallazgos se desacreditaron aún más cuando una investigación descubrió que Wakefield no reveló que estaba siendo financiado para su investigación por abogados que buscaban pruebas para usar contra fabricantes de vacunas. Como resultado, a Wakefield se le impidió permanentemente practicar la medicina en el Reino Unido y The Lancet se retractó del artículo original en 2010.

Si bien inicialmente el Dr. Wakefield quizóhace el vínculo con la triple viral, con el tiempo y como la evidencia epidemiológica acumuló que esta vacuna no estaba asociada con el trastorno del espectro autista, el objetivo pasó al timerosal que es un conservador y a la vacunación simultánea con varias vacunas.

La evidencia epidemiológica donde se han realizado 13 estudios epidemiológicos metodológicamente sólidos y controlados que exploran una asociación entre el trastorno del espectro autista y la recepción de la vacuna triple viral, el timerosal en las vacunas y la vacunación simultánea con múltiples vacunas, además de las revisiones sistemáticas relevantes y un metaanálisis. Estos estudios incluyen más de 1.8 millones de niños. La evidencia epidemiológica no muestra asociación entre la vacuna tiple viral, el timerosal en las vacunas o la vacunación simultánea y el trastorno del espectro autista.

El Instituto de Medicina es un grupo imparcial de los principales expertos del mundo que asesora al Congreso sobre temas científicos. Después de revisar más de 200 estudios en 2004 y más de 1,000 estudios en 2011, el informe de consenso afirmó firmemente que las pruebas no mostraron una relación entre las vacunas y el autismo.

En 2014, investigadores de la Corporación RAND publicaron una actualización del informe del Instituto de Medicina de 2011. En una revisión sistemática de la evidencia publicada sobre la seguridad de la vacuna hasta la fecha, encontraron que la evidencia era fuerte de que la vacuna MMR no está asociada con el autismo.

En 2009, el tribunal federal de EE. UU. revisó 939 artículos médicos en sus audiencias. El tribunal determinó que las pruebas eran "abrumadoramente contrarias" a la teoría de que el autismo está relacionado con la vacuna triple viral, el timerosal o una combinación de ambos.

Sobre la base de la investigación, la Organización Mundial de la Salud, la Agencia Europea de Medicamentos, Health Canada y otros grupos de salud nacionales e internacionales han llegado a la conclusión de que no se puede encontrar un vínculo entre las vacunas y el autismo.

Hay mas de 25 artículos que refutan este hecho, algunos de los cuales son:

¿Estamos aplicando muchas vacunas en poco tiempo?

Este es una idea falsa que dicen: que los bebés están recibiendo demasiadas vacunas y a muy temprana edad, y que losbebés no pueden manejar todas estas vacunas, dicen.

Veamos esto científicamente, en un día cualquiera, su bebé está expuesto a literalmente miles de microorganismos (no importa lo impecable que sea su casa). Exponer a su hijo de cinco a ocho microorganismos diferentes en forma de vacunas no le causa ningún problema.

Los niños pequeños tienen mejores respuestas inmunitarias a las vacunas que los adultos y los niños mayores. Así que formarán respuestas inmunitarias adecuadas a varias vacunas simultáneamente. (Esto se estudia ampliamente antes de obtener la licencia de una vacuna).

Incluso si su bebé recibió 11 vacunas al mismo tiempo, solo necesitaría usar aproximadamente el 0,1% de su sistema inmunológico para responder a ellas.

Administran varias vacunas a la vez, no daña, debilita o sobrecarga el sistema inmunológico. Las vacunas refuerzan el sistema inmunológico. Además, las enfermedades contra las que protegen las vacunas son las más graves en bebés y niños pequeños. Es por eso que el momento de aplicarlas es tan importante, por eso se debe cumplir el esquema de vacunación recomendado.

Información tomada y traducida de: http://www.immunize.org/catg.d/p2068.pdf

Cinco hechos clave sobre la inmunización.
  • Hecho 1: la inmunización mediante la vacunación es la forma más segura de protegerse contra las enfermedades.
  • Hecho 2: Siempre es mejor vacunarse, incluso cuando piensa que el riesgo de infección es bajo.
  • Hecho 3: Las vacunas combinadas son seguras y beneficiosas.
  • Hecho 4: No hay vínculo entre las vacunas y el autismo.
  • Hecho 5: Si paramos la vacunación, las enfermedades mortales volverán.
Bibliografía