Vacunación Facebook Vacunación Twitter Vacunación Instagram

BLOG DE VACUNOLOGÍA

¿Existen casos de tétanos, tos ferina y difteria en México?

Vacunación Noticias ¿Existen casos de tétanos, tos ferina y difteria en México?

¿Existen casos de tétanos, tos ferina y difteria en México? Sí, todavía tenemos enfermedades infecciosas prevenibles por vacunación en México, de acuerdo con la Dirección General de Epidemiología de la Secretaría de Salud, esto son el número de casos del 2015 al 2021:1,2,3,4

 

La mejor manera de prevenir estas enfermedades es estar al día con las vacunas recomendadas. 

 

 

Tétanos

En México se han presentado casos de tétanos durante todos los años, en promedio 26 casos anuales de 2015 a 2020, con 160 casos desde el 2015 a la semana epidemiológica 21 de 2021, incluyen el tétanos neonatal con 2 casos en 2016 y un caso en 2019 y en 2020.

El tétanos se adquiere tras la infección de cortes o heridas por las esporas de la bacteria Clostridium tetani, y la mayoría de los casos aparecen a los 14 días de la infección. El tétanos no se transmite de persona a persona5, es causado por la neurotoxina producida por algunas cepas de Clostridium tetani, una bacteria Gram-positiva, anaerobia obligada y productora de esporas que están presentes en el suelo de todo el mundo. La infección ocurre por contaminación directa de heridas, o indirecta a partir de instrumentos contaminados usados, cono en la atención a las mujeres y sus recién nacidos en el parto en regiones poco desarrolladas6.

El tétanos afecta a un gran número de personas al año en el mundo (aunque no bien conocido por no contar con sistemas de vigilancia epidemiológica en muchos países), y causó de 50,000 a 80,000 muertes en 20156, entre ellos unos 34,000 recién nacidos5.

En Europa se han notificado 49-167 casos cada año desde 2006 (incidencia estimada 0,01/100·000 hab.); dos de cada tres casos (65 %) ocurren en personas mayores de 65 años. En España se han notificado una media de 10 casos al año, desde 2009 a 2015, el 69,1 % de ellos mayores de 64 años de edad y casi todos en personas no/mal vacunadas.

En Japón, un hombre de 80 años se hizo una herida en la mano trabajando en su jardín, y 10 días después presentó rigidez del cuello, trismus y una expresión facial característica (“risa sardónica”), además de rigidez muscular en el abdomen y las extremidades. No había sido vacunado frente al tétanos y no se detectaron anticuerpos anti tetánicos en su suero. Necesitó tratamiento con gammaglobulina y toxoide tetánico, metronidazol, limpieza quirúrgica de la herida de la mano y soporte respiratorio avanzado durante 3 semanas, tras lo cual se recuperó con la única secuela de rigidez en una mano6.

Las personas que se recuperan del tétanos no tienen inmunidad natural y pueden volver a infectarse.

El tétanos es prevenible mediante la inmunización con vacunas que contienen toxoide tetánico. La mayoría de los casos de tétanos están relacionados con el parto y pueden afectar tanto a recién nacidos como a madres que no se hayan vacunado suficientemente5.

 

La mejor manera de prevenir el tétanos es estar al día con las vacunas recomendadas.

 

Tos ferina 

En México se han presentado casos de tos ferina durante los últimos años, con un promedio de 639 casos cada año del 2015 al 2020.

La tosferina, también conocida como tos convulsa o pertussis, es una enfermedad muy contagiosa causada por una bacteria llamada Bordetella pertussis. Estas bacterias se adhieren a los cilios (pequeñas extensiones parecidas a vellos) que recubren parte del aparato respiratorio superior. Estas bacterias liberan toxinas que dañan los cilios y provocan la inflamación de las vías respiratorias7.

En 2018, hubo más de 151,000 casos de tos ferina en todo el mundo y 89,000 muertes estimadas7,8.

La tos ferina se transmite fácilmente de persona a persona principalmente a través de gotitas producidas al toser o estornudar, o al pasar mucho tiempo en contacto cercano con ellos compartiendo el espacio donde respiran. La enfermedad es más peligrosa en los bebés y es una causa importante de enfermedad y muerte en este grupo de edad7. Muchos bebés que contraen la tosferina se contagian de sus hermanos mayores, padres o las personas que los cuidan, quienes tal vez ni siquiera saben que tienen la enfermedad9.

Los primeros síntomas generalmente aparecen de 7 a 10 días después de la infección. Incluyen fiebre leve, secreción nasal y tos, que en casos típicos se convierte gradualmente en una tos seca seguida de convulsión (de ahí el nombre común de tos ferina). La neumonía es una complicación relativamente común y raras veces ocurren convulsiones y enfermedades cerebrales.

Las personas con tos ferina son más contagiosas hasta aproximadamente 3 semanas después de que comienza la tos, y muchos niños que contraen la infección tienen ataques de tos que duran de 4 a 8 semanas. Se utilizan antibióticos para tratar la infección7.

La tos ferina o pertussis es prevenible mediante la vacunación a todas las edades.

En México, la tos ferina es un problema de salud pública vigente, y su control presenta algunos obstáculos, como la sospecha clínica fuera de la etapa del lactante, la confirmación del diagnóstico, los esquemas de vacunación tardíos o incompletos y la dificultad para limitar su transmisibilidad. La introducción de nuevas estrategias de vacunación en adolescentes y adultos, así como en las mujeres embarazadas, contribuirían al control de la enfermedad y limitarían sus complicaciones10.

 

La mejor manera de prevenir la tos ferina es estar al día con las vacunas recomendadas.

 

Difteria

En México no se han presentado casos de difteria durante los últimos años.

La difteria es una infección causada por la bacteria Corynebacterium diphtheriae. Sus signos y síntomas, que suelen manifestarse entre 2 y 5 días después de la exposición, pueden ser desde leves hasta graves. A menudo los síntomas se presentan de modo gradual, empezando por dolor de garganta y fiebre. En los casos de gravedad, la bacteria genera un producto tóxico (toxina) que da lugar a una espesa placa gris o blanca en el fondo de la garganta, placa que a veces, al bloquear las vías respiratorias, dificulta la respiración o la deglución y también puede provocar una tos seca. La hipertrofia de los ganglios linfáticos puede causar la hinchazón de una parte del cuello. La difteria es mortal en 5 - 10% de los casos, con una tasa de mortalidad más alta en niños pequeños

La difteria se transmite fácilmente de una persona a otra, ya sea por contacto directo o por vía aérea, a través de las gotículas respiratorias emitidas por ejemplo al toser o estornudar. También puede diseminarse a través de tejidos u objetos contaminados11.

En el 2018, hubo países que notificaron más de 16 000 casos de difteria a la Organización Mundial de la Salud, y es probable que haya muchos más casos12.

Todos los niños del mundo deberían estar inmunizados contra la difteria. Una ronda básica de 3 dosis, administradas en el curso del primer año de vida, sienta las bases para adquirir inmunidad vitalicia. A cualquier edad, toda persona que no esté vacunada contra la difteria, o que lo esté sólo parcialmente, debe recibir las dosis necesarias para completar la vacunación11.

 

La mejor manera de prevenir la difteria es estar al día con las vacunas recomendadas.

 

 

BIBLIOGRAFÍA 

  1. Dirección General de Epidemiología. Boletín Epidemiológico Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica, Boletín Epidemiológico No. 21, Vol. 38, sem. 21. Año 2021. Revisado el 7 de Junio de 2021 en: https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/644418/sem21.pdf
  2. Dirección General de Epidemiología. Boletín Epidemiológico Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica, Boletín Epidemiológico No. 52, Vol. 36, sem. 52. Año 2019. Revisado el 7 de Junio de 2021 en: https://epidemiologia.salud.gob.mx/gobmx/salud/documentos/boletin/2019.zip
  3. Dirección General de Epidemiología. Boletín Epidemiológico Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica, Boletín Epidemiológico No. 53, Vol. 37, sem. 53. Año. 2020. Revisado el 7 de Junio de 2021 en: https://epidemiologia.salud.gob.mx/gobmx/salud/documentos/boletin/2020.zip
  4.   Dirección General de Epidemiología. Casos Confirmados por Sarampión 2020. Revisado el 7 de Junio de 2021 en: https://www.gob.mx/salud/documentos/casos-confirmados-por-sarampion-2020
  5. Organización Mundial de la Salud. Tétanos. Actualizado 9 de mayo de 2018. Revisado el 7 de Junio de 2021 en: https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/tetanus
  6. Asociación Española de Pediatría. El tétanos sigue estando ahí. Realizado el 10 junio 2019. Revisado el 7 de Junio de 2021 en: https://vacunasaep.org/profesionales/noticias/tetanos-casi-olvidado-pero-sigue-ahi
  7. Organización Mundial de la Salud. Pertussis. Revisado el 7 de Junio de 2021 en: https://www.who.int/health-topics/pertussis#tab=tab_1
  8. Organización Mundial de la Salud. Immunization, Vaccines and Biologicals. Pertussis. Revisado el 7 de Junio de 2021 en: https://www.who.int/immunization/monitoring_surveillance/burden/vpd/surveillance_type/passive/pertussis/en/
  9. Centros para la Prevención y Control de Enfermedades. Tosferina. Revisado el 7 de Junio de 2021 en: https://www.cdc.gov/pertussis/about/causes-transmission-sp.html
  10. Suárez-Idueta L, Herbas-Rocha I, Gómez-Altamirano CS, Richardson-López V. Tos ferina, un problema vigente de salud pública en México. Planteamiento de la necesidad para introducir una nueva vacuna Bol. Med. Hosp. Infant. Mex. vol.69 no.4 México jul./ago. 2012
  11. Organización Mundial de la Salud. Difteria. Revisado el 7 de Junio de 2021 en: https://www.who.int/features/qa/diphtheria/es/
  12. Centros para la Prevención y Control de Enfermedades. Que es la Difteria. Revisado el 7 de Junio de 2021 en: https://www.cdc.gov/diphtheria/about/index-sp.html