Vacunación Facebook Vacunación Twitter Vacunación Instagram

BLOG DE VACUNOLOGÍA

¿Por qué debo vacunar a mi hijo de neumococo?

Vacunación Noticias ¿Por qué debo vacunar a mi hijo de neumococo?

Principales características de infección neumocócica4.

Fuente: Adaptado de Heymann DL (ed.). El control de las enfermedades transmisibles. 20ª ed. Washington, D.C.: OPS; 2017.

 

1. ¿Qué es el neumococo?

El Streptococcus pneumoniae es una bacteria, también llamada neumococo, que fue aislada por primera vez por Louis Pasteur en 1881 de la saliva de un paciente con rabia. En 1940 se habían descrito más de 80 serotipos de neumococos.

La mayoría de los neumococos están encapsulados y sus superficies están compuestas por polisacáridos complejos. Los polisacáridos capsulares son un determinante de la patogenicidad, que es la capacidad de un organismo de causar enfermedad. Para 2020, se habían reportado 100 serotipos con diferente patogenicidad.

Se ha demostrado que la mayoría de los serotipos de neumococo causan enfermedades graves, pero solo unos pocos serotipos causan la mayoría de las infecciones por esta bacteria, estos difieren según la edad del paciente y el área geográfica1

Neumococo es el microorganismo identificado con mayor frecuencia en la neumonía adquirida en la comunidad, con tasas de mortalidad que siguen siendo altas, a pesar de ser una enfermedad prevenible por vacunación, lo que representa un reto a la salud pública de todo el mundo y, en especial, para América Latina2.

 

2. ¿Cuántas personas se enferman de neumococo?

Las infecciones neumocócicas son una importante causa de enfermedades, hospitalizaciones y muertes en el mundo. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), constituye una de las 10 principales causas de mortalidad y representa, en particular en los países en vías de desarrollo, el 40% de los 2.6 millones de muertes anuales por infección respiratoria aguda en niños menores de 5 años, con una cifra de más de 1 millón de fallecimientos3.

En México, en 2016, la incidencia de enfermedad grave por neumococo (enfermedad neumocócica invasiva) fue de 0.035 por cada 100,000 habitantes.

Respecto a la incidencia de neumonía por neumococo, se estiman a nivel de América Latina entre 34 y 51 casos por 100,000 menores de cinco años. 

La incidencia de neumonías y bronconeumonías en México para el año 2017 fue estimada en 773.80 por cada 100,000 habitantes menores de un año, y en niños de uno a cuatro años, 256.22 por cada 100,000 habitantes. 

Según la OMS, se estima que ocurren 476,000 muertes por infecciones neumocócicas en menores de cinco años. La Organización Panamericana de la Salud (OPS) calcula que el neumococo causa 20,200 muertes anuales; de ellas, 16,960 son asociadas a cuadros de neumonía y 3,220 por meningitis. 

En México, las políticas e intervenciones realizadas en el Sector Salud, en particular, la introducción de nuevas vacunas contra neumococo, han ayudado a la disminución de la mortalidad infantil. La mortalidad en México por infecciones de vías respiratorias agudas en menores de cinco años al 2015 fue de 1,541 (tasa de 1.3 por 100,000 habitantes)2.

 

3. ¿Cómo se transmite?

El neumococo es un patógeno humano. Se encuentra en la nasofaringe de humanos asintomáticos. La transmisión ocurre como resultado del contacto directo de persona a persona a través de gotitas respiratorias o por autoinoculación en personas que portan la bacteria en su tracto respiratorio superior.

Los diferentes serotipos neumocócicos tienen diferentes propensiones a causar colonización asintomática, otitis media, meningitis y neumonía.

 

4. ¿Quién se puede enfermar de neumococo?

La susceptibilidad a las infecciones por el neumococo es universal, es decir, de manera general todas las personas son susceptibles a las infecciones causadas por este agente. Sin embargo, algunas condiciones aumentan la susceptibilidad a esas bacterias, incluidas las enfermedades invasivas.

La infección por el neumococo es más frecuente entre los 2 meses y los 3 años, aunque declina después de los 18 meses de edad. El riesgo vuelve a aumentar después de los 65 años. 

Además de la edad, como ocurre para todos los microorganismos de transmisión respiratoria, algunas condiciones aumentan el riesgo de contraer neumococo: el hacinamiento, la pobreza, la exposición activa o pasiva al humo del tabaco y las infecciones concurrentes de las vías respiratorias superiores4.

Los niños que presentan un mayor riesgo de padecer una enfermedad neumocócica invasora se clasifican en 3 grupos según el riesgo: riesgo elevado, riesgo moderado o riesgo elevado estimado.

Además, en el grupo de niños menores de 5 años existen factores de riesgo de padecer una enfermedad neumocócica invasora: edad inferior a 2 años, presencia de enfermedades de base o subyacentes, asistencia a guardería, antibioticoterapia reciente, padecimiento de una otitis media reciente y ausencia de lactancia materna3.

 

5. ¿Cómo protejo a mis hijos?

La neumonía y la influenza son la tercera causa de muerte en México en niños menores de 4 años5.

La inmunidad o protección frente al neumococo, puede adquirirse de forma pasiva, por vía transplacentaria (de la madre al hijo en el embarazo) o de forma activa por infección previa o por aplicación de vacunas.

Los recién nacidos pueden tener anticuerpos contra el neumococo, transmitidos en forma pasiva por su madre. Estos anticuerpos desaparecen en pocos meses, de manera coincidente con el incremento de la enfermedad invasora. Después de los 18 meses de edad, el niño presenta una respuesta inmunitaria específica frente a la mayoría de los serotipos de neumococo circulantes, por la exposición repetida a ellos.

Actualmente existen dos tipos de vacunas contra el neumococo, la vacuna conjugada y la polisacárida.

 

6. ¿Qué es el estado de portador?

El neumococo, es un agente habitualmente colonizador de la nasofaringe de personas asintomáticas, consideradas portadoras4. El estado previo de portador es la condición indispensable para desarrollar una enfermedad por neumococo3.

Las enfermedades causadas por el neumococo están precedidas de una colonización nasofaríngea asintomática de mayor o menor duración. Entre un mes de vida y los 5 años (promedio de 6 meses) es el período en que más frecuentemente se demuestra el estado de portador y la transmisión persona a persona.

La prevalencia de portadores de neumococo es más alta en niños, en especial los que frecuentan guarderías4, en los adultos, la incidencia del estado de portador es más baja, pero es hasta cinco veces superior si convive con niños (18-29%) que si en el domicilio no hay niños (6%)3.

Se estima que, entre los niños en edad escolar, del 20% al 60% pueden estar colonizados. La duración del transporte varía y generalmente es más larga en niños que en adultos. La relación de ser portador con el desarrollo de la inmunidad natural es poco conocida1.

Las vacunas conjugadas han demostrado disminuir la portación de cepas incluidas en la vacuna y eso parece tener relación directa con la capacidad de producir anticuerpos IgA e IgG anti polisacáridos. Sin embargo, estudios realizados tras la introducción de la vacuna no han encontrado una disminución del porcentaje de portación en la población, sino reemplazo por otros serotipos no incluidos en la vacuna utilizada en los países4.

 

7. ¿Cuáles son las manifestaciones clínicas de la infección neumocócica?

El neumococo causa infecciones que se presentan en el niño con una gran variedad de manifestaciones clínicas, desde únicamente el estado de portador asintomático o colonización nasofaríngea hasta la sepsis fulminante.

Este microorganismo está implicado en infecciones graves en todas las edades de la vida, desde el período neonatal, donde puede producir sepsis precoz y tardía, hasta la edad geriátrica.

A diferencia de lo que sucede con H. influenza, cuyo serotipo b es el causante de casi todos los cuadros clínicos de enfermedad invasora, en el neumococo se han descrito 90 serotipos (65 incluidos en 21 serogrupos), muchos de los cuales producen infección en el niño y el adulto3.

Las infecciones por S. pneumoniae originan enfermedad invasora o no invasora a partir de la nasofaringe que coloniza y desde la cual el microorganismo puede pasar a la sangre (vía hematógena) o invadir las mucosas adyacentes o la respiratoria (vía aerógena).

La frecuencia de presentación de las formas clínicas en la enfermedad invasora en varios estudios realizados es la siguiente: bacteriemia oculta (55%), neumonía (30%), meningitis (10%) y otros focos o localizaciones de la infección (5%). En Estados Unidos, la forma más frecuente es la bacteriemia sin foco que representa el 70% en los pacientes menores de 2 años, mientras que entre el 12 y el 16% corresponde a neumonía y del 4 al 5%, a meningitis.

En las formas no invasoras, la neumonía constituye el 17 al 28% de las neumonías adquiridas en la comunidad en los niños de corta edad, y en la otitis media aguda (OMA), según el cultivo del líquido de oído medio obtenido por timpanocentesis, el neumococo representa del 28 al 55% de todos los casos4.

Manifestaciones clínicas de la infección neumocócica3.

 

8. ¿Cómo es la enfermedad neumocócica en niños?

S. pneumoniae es el microorganismo más frecuente en la etiología bacteriana de la bacteriemia oculta, neumonía, otitis media aguda (OMA), sinusitis y mastoiditis.

El neumococo es el segundo agente causante de enfermedad invasora y meningitis bacteriana, después del meningococo. La meningitis neumocócica evoluciona con una letalidad mayor y unas complicaciones y secuelas neurológicas más frecuentes y graves que la meningocócica. 

La neumonía neumocócica ocupa el primer lugar en el grupo de las neumonías bacterianas que requieren hospitalización3.

La bacteriemia sin un sitio de infección conocido es la presentación clínica invasiva más común de la infección neumocócica entre los niños de 2 años o menos, y representa aproximadamente el 40% de la enfermedad invasiva en este grupo de edad. 

La neumonía bacteriémica representa entre el 25% y el 30% de la enfermedad neumocócica invasiva entre los niños de 2 años o menos.

Con la disminución de la enfermedad invasiva por Haemophilus influenzae tipo b (Hib), S. pneumoniae se ha convertido en la principal causa de meningitis bacteriana entre los niños menores de 5 años en los Estados Unidos. Antes del uso rutinario de la vacuna antineumocócica conjugada, los niños menores de 1 año tenían las tasas más altas de meningitis neumocócica, aproximadamente 10 casos por 100,000 habitantes.

Los neumococos son una causa común de otitis media aguda y se detectan en 24 a 31% de los aspirados del oído medio. A la edad de 12 meses, más del 60% de los niños han tenido al menos un episodio de otitis media aguda. Las infecciones del oído medio son una de las principales razones de las visitas al consultorio pediátrico, lo que resulta en aproximadamente más de 10 millones de visitas al año. Las complicaciones de la otitis media neumocócica pueden incluir mastoiditis y meningitis.

Los niños con asplenia funcional o anatómica, en particular aquellos con anemia de células falciformes, y los niños con enfermedades inmunodeprimidas tienen un riesgo muy alto de enfermedad invasiva, con tasas en algunos estudios más de 50 veces más altas que las de los niños de la misma edad sin estas enfermedades (es decir, tasas de incidencia de 5,000 a 9, 000 por 100,000 habitantes). Otras afecciones que aumentan el riesgo de enfermedad neumocócica invasiva en los niños incluyen enfermedad cardíaca crónica, enfermedad pulmonar (incluido el asma si se trata con corticosteroides orales en dosis altas), enfermedad hepática y colocación de un implante coclear. Las tasas también aumentan entre los niños de ciertos grupos raciales y étnicos, la razón de este mayor riesgo no se conoce con certeza.

También se ha demostrado que la asistencia a un centro de cuidado infantil aumenta el riesgo de enfermedad neumocócica invasiva y otitis media aguda en dos o tres veces entre los niños menores de 5 años. Los niños con un implante coclear tienen un mayor riesgo de contraer meningitis neumocócica1.

 

 

Bibliografía

  1. Centers for disease control and prevention. Pneumococcal Disease. Epidemiology and Prevention of Vaccine-Preventable Diseases. Pink Book- February 2021. https://www.cdc.gov/vaccines/pubs/pinkbook/pneumo.html
  2. Ortiz-Ibarra FJ y cols. Consenso de la Asociación Mexicana de Infectología Pediátrica. Rev Latin Infect Pediatr 2018; 31 (2): 62-75. 
  3. Moraga-LLop FA. Espectro Clínico de la infección neumocócica. Anales Españoles de Pediatría 2002; 56 [supl 1]: 31-39. 
  4. Organización Panamericana de la Salud. Vigilancia de las neumonías y meningitis bacterianas en menores de 5 años. Guía práctica. Segunda edición. Washington, D.C.: OPS; 2020.  DOI https://doi.org/10.37774/9789275321881
  5. INEGI. Principales causas de mortalidad por residencia habitual, grupos de edad y sexo del fallecido. Consulta de resultados: Tabulados básicos. Revisado el 18 de Marzo de 2021 en la página web: https://www.inegi.org.mx/sistemas/olap/r egistros/vitales/mortalidad/tabulados/ConsultaMortalidad.asp