VACUNA

INFLUENZA

Última revisión: 01/Oct/2020

¿QUÉ ES LA VACUNA DE INFLUENZA?

Existen 2 vacunas de influenza que están disponibles para su aplicación, estas vacuna son:

  • Vacuna de la influenza de virus inactivados fragmentados o fraccionados.
  • Vacuna de influenza recombinante.

¿QUIÉN SE LA DEBE DE APLICAR?

Hombres y mujeres a partir de los 6 meses de edad.

¿CÓMO SE APLICA LA VACUNA?

Se recomienda aplicar cada año previamente a la aparición de casos de influenza, en el caso del hemisferio norte se debe de realizar entre Septiembre y Diciembre, si no se aplica en estas fechas se debe aplicar lo mas pronto posible. Después de la vacunación, los niveles de anticuerpos pueden requerir alrededor de dos semanas para adquirir niveles protectores.

Edad Dosis Vacunas influenza autorizadas
6 meses a 8 años La primera vez que se vacuna contra influenza se deben aplicar 2 dosis con 28 días entre cada una.Posteriormente aplicar una dosis cada año.
  • Inactivada de virus fragmentados o fraccionados
8 años a 18 años Aplicar una dosis cada año
  • Inactivada de virus fragmentados o fraccionados
Mayor de 18 años Aplicar una dosis cada año.
  • Inactivada de virus fragmentados o fraccionados
  • Recombinante

Las vacunas contra la influenza están disponibles en preparaciones trivalentes (vacuna con tres serotipos del virus de influenza) o tetravalentes (vacuna con cuatro serotipos del virus de influenza)

¿POR QUÉ SE DEBE APLICAR LA VACUNA?

La influenza causa epidemias anuales que según datos de la OMS representan en todo el mundo de 3 a 5 millones de casos graves y entre unas 250.000 y 500.000 muertes cada año. En los países industrializados la mayoría de muertes asociadas a influenza corresponden a mayores de 65 años.

El número de personas que enferman con influenza estacional puede ser elevada, pudiendo afectar entre el 5% y el 20% de la población general y llegando hasta el 50% en personas que viven en instituciones cerradas (por ejemplo, internados, residencias geriátricas y otros).

El riesgo de complicaciones aumenta en los niños menores de 6 meses, las mujeres embarazadas, las personas de edad avanzada, y las personas de todas las edades con enfermedades crónicas o personas cuyo sistema inmune está debilitado (por ejemplo, por recibir quimioterapia).

250.000 A 500.000

MUERTES AL AÑO

¿PARA QUÉ SE DEBE DE APLICAR LA VACUNA?

La vacunación contra influenza es la medida de prevención primaria fundamental para prevenir la enfermedad y sus complicaciones como neumonía o la muerte por esta enfermedad.

La influenza supone, además, elevados costos directos e indirectos para la sociedad relacionados con las consultas, días de hospitalización, y el número de días de trabajo perdidos debidos a la enfermedad.

¿DÓNDE SE APLICA LA VACUNA EN MÉXICO?

 

  • En centros de vacunación y con médicos privados
  • En centros de salud y hospitales de instituciones públicas
    • Se aplica de forma gratuita a menores de 5 años, mayores de 65 años y personas de todas las edades con enfermedades crónicas o personas cuyo sistema inmune está debilitado
    • Centros de vacunación públicos

Centros de vacunación públicos

Centros de vacunación privados

MITOS Y CONCEPTOS ERRÓNEOS SOBRE LA VACUNA DE INFLUENZA

LA VACUNA INYECTABLE CONTRA LA INFLUENZA ¿PUEDE TRANSMITIR LA ENFERMEDAD?

La vacuna inyectable contra la influenza no puede causarle la enfermedad. Actualmente, hay dos maneras de fabricar las vacunas contra la influenza que se administran con una aguja, la vacuna puede hacerse con:

  • Virus de la vacuna contra la influenza que han sido “inactivados” y, por lo tanto, no son infecciosos y posteriormente son fraccionados.
  • Sin ningún virus de la vacuna contra la influenza (que es el caso de la vacuna recombinante contra la influenza).

Los efectos secundarios más comunes luego de administrarse la vacuna contra la influenza son dolor, enrojecimiento, sensibilidad o inflamación donde se administra la inyección. También pueden presentarse síntomas como fiebre leve, dolor de cabeza y dolores musculares.

En estudios “ciegos” realizados aleatoriamente, donde algunos recibieron vacunas inyectables inactivas contra la influenza y otras vacunas con agua estéril, los únicos síntomas diferentes fueron un mayor dolor en el brazo y enrojecimiento en la zona de vacunación los cuales se evidenciaron en las personas que recibieron las vacunas inyectables contra la influenza. No hubo ningún tipo de diferencia en cuanto a síntomas como dolores corporales, fiebre, tos, secreción nasal o dolor de garganta.

¿ALGUNAS DE ESTAS VACUNAS CONTRA LA INFLUENZA DISPONIBLES SE RECOMIENDAN POR SOBRE LAS OTRAS?

Se recomienda la vacunación anual contra la influenza para todas las personas mayores de 6 meses, con la vacuna inactivada contra la influenza o la vacuna recombinante contra la influenza.

No existe preferencia de una vacuna sobre la otra entre las vacunas inyectables para la influenza aprobadas que se recomiendan. Hay muchas opciones de vacunas entre las que se puede elegir, pero lo más importante es que todas las personas a partir de los 6 meses en adelante se vacunen contra la influenza todos los años. Si tiene preguntas sobre qué vacuna es mejor para usted, consulte con su médico u otro profesional de la salud.

¿ES MEJOR CONTRAER LA ENFERMEDAD QUE ADMINISTRARSE LA VACUNA CONTRA LA INFLUENZA?

No. La influenza es una enfermedad grave, especialmente entre los niños, adultos mayores y personas que padecen ciertas afecciones crónicas de la salud, como asma, enfermedades cardiacas o diabetes.

Cualquier tipo de infección por influenza puede implicar el riesgo de presentar complicaciones graves, como la hospitalización o la muerte, incluso en niños y adultos sanos. Por consiguiente, para obtener protección inmunitaria, vacunarse es una opción más segura que correr el riesgo de enfermarse.

¿ES NECESARIO VACUNARSE CONTRA LA INFLUENZA TODOS LOS AÑOS?

Sí. La AMV, la Secretaria de Salud de México, el CDC de los Estados Unidos, la Organización Mundial de la Salud y otras organizaciones nacionales e internacionales, recomiendan que todas las personas de 6 meses de edad en adelante se vacunen anualmente contra la influenza. El motivo es que la protección inmunitaria que adquiere una persona al vacunarse disminuye con el tiempo, por lo que es necesario vacunarse anualmente para obtener la mejor u “óptima” protección contra la influenza.

¿POR QUÉ ALGUNAS PERSONAS NO SE SIENTEN BIEN LUEGO DE RECIBIR LA VACUNA CONTRA LA INFLUENZA ESTACIONAL?

Algunas personas manifiestan tener reacciones leves a la vacuna contra la influenza. En los adultos, las reacciones más comunes a la vacuna inyectable contra la influenza incluyen dolor, enrojecimiento o inflamación en la zona de aplicación de la inyección. Por lo general, duran menos de dos días. Lo más probable es que este dolor inicial se deba a la respuesta inmunológica inmediata del organismo al detectar la presencia de sustancias extrañas. Por lo general, las demás reacciones posteriores a la vacuna inyectable contra la influenza son leves y pueden incluir dolores y fiebre baja. Si se presentan estas reacciones, es habitual que comiencen inmediatamente después de la inyección y duran de 1 a 2 días. Las reacciones más comunes a la vacuna contra la influenza son mucho menos graves que los síntomas causados por la enfermedad de la influenza.

¿QUÉ SUCEDE CON LAS REACCIONES GRAVES A LA VACUNA CONTRA LA INFLUENZA?

Las reacciones alérgicas graves tras las vacunas contra la influenza son poco comunes. Si ocurren, generalmente se manifiestan unos pocos minutos o algunas horas después de la vacunación. Si bien estas reacciones pueden poner en riesgo la vida, existen tratamientos efectivos.

¿QUÉ HAY DE AQUELLAS PERSONAS QUE RECIBEN LA VACUNA CONTRA LA INFLUENZA ESTACIONAL E IGUAL SE ENFERMAN Y TIENEN SÍNTOMAS DE INFLUENZA?

Existen varios motivos por los cuales alguien puede sentir los síntomas de la influenza incluso después de haber recibido la vacuna contra la influenza:

  • Un motivo es que ciertas personas pueden enfermarse a causa de otros virus respiratorios aparte de la influenza, como los rinovirus, que se asocian al resfriado común, causan síntomas similares a los de la influenza y también se propagan y provocan enfermedades durante la temporada de influenza. La vacuna contra la influenza solo brinda protección contra la influenza y no contra otras enfermedades.
  • Otra explicación consiste en que es posible estar expuesto a los virus de la influenza que la provocan inmediatamente antes de haberse vacunado o durante las dos semanas posteriores a la vacunación, que es el periodo que el organismo demora en desarrollar la protección inmunitaria. Esta exposición puede ocasionar que una persona contraiga la influenza antes de que la protección de la vacuna haga efecto.
  • El tercer motivo por el cual ciertas personas manifiestan síntomas similares a los de la influenza a pesar de haberse vacunado, es que quizás han estado expuestas a un virus de la influenza muy diferente de los virus contra los que se diseñó la vacuna. La capacidad de una vacuna contra la influenza para proteger a una persona depende, en gran medida, de la similitud o “coincidencia” entre los virus seleccionados para elaborar la vacuna y aquellos que circulan y causan enfermedades. Existen varios virus diferentes de la influenza que se propagan y causan enfermedades.
  • Un último motivo respecto de la manifestación de síntomas de la influenza después de la vacunación consiste en que la vacuna contra la influenza puede variar en cuanto a la eficacia y algunas personas que se vacunan se pueden enfermar igual.

¿LA VACUNA ES SEGURA Y EFICAZ?

La efectividad de las vacunas antiinfluenza dependerá, fundamentalmente, de la edad, de la existencia de enfermedades de base y de la concordancia entre las cepas escogidas de la vacuna y las cepas circulantes. Según estudios publicados, la protección será alrededor del 70-90% frente al virus de influenza cuando éste se correlaciona con el virus circulante, aunque la efectividad de la vacuna no se conoce hasta que ha transcurrido la temporada de influenza.

En las personas jóvenes y sanas, las vacunas inactivadas han mostrado una efectividad del 70-90% para prevenir la influenza. Aunque se han publicado un gran número de estudios que avalan su eficacia, existe cierta incertidumbre sobre la magnitud de la efectividad clínica entre la gente de edad avanzada o con comorbilidades. En las personas de edad avanzada que no residen en instituciones cerradas (como por ejemplo residencias geriátricas) y en las personas que tienen enfermedades crónicas, la efectividad de la vacuna en prevenir la hospitalización o la neumonía se sitúa entre el 30% y el 70%, y en las personas de edad avanzada que residen en instituciones entre el 50% y el 60%. Según la OMS, en los ancianos reduce los casos graves y las complicaciones en un 60%, y las muertes en un 80%.

Aproximadamente dos semanas después de la aplicación de la vacuna, el organismo comienza a producir anticuerpos que lo protegen contra la infección por el virus influenza. Los niños de 6 a 35 meses de edad obtienen con la aplicación de la vacuna beneficios clínicos muy importantes: contamos con estudios en los que se muestra una eficacia de hasta 90% cuando la circulación viral coincide altamente con la vacuna; en cambio, si la vacuna no coincide con el virus que está circulando, la eficacia es baja, como de 50%. Otro beneficio de la vacunación contra la influenza es la prevención de la otitis media; en diferentes estudios se ha observado en promedio un porcentaje de 30% de reducción en otitis media, lo que resulta de gran beneficio.

Con la vacunación en niños se reduce la transmisión: se ha observado en estudios de comunidad muy amplios que, una vez que se vacuna a la comunidad pediátrica, se reduce la trasmisión en el resto de la comunidad, aún en grupos de alto riesgo (ancianos y enfermos). Así, la vacunación pediátrica resulta ser una vacunación de barrera, con reducción de infección a los pacientes de riesgo y a los adultos en general; los estudios demuestran disminuciones hasta de 60% de influenza en las personas alrededor del niño vacunado. Otros beneficios con la vacuna son el descenso en la mortalidad y el número de hospitalizaciones.

¿QUÉ MARCAS DE VACUNAS HAY EN MÉXICO?

 

  • Vacuna de la influenza inactivada de virus fragmentados o fraccionados.
  • Trivalente: Vaxigrip ®, Agrippal S1 ®
  • Tetravelente: Fluzone Tetra ®, Fluzactal ®
  • Vacuna de influenza recombinante.
  • Tetravelente: Flublok Tetravalente ®

BIBLIOGRAFÍA

 

Aviso

La información proporcionada en www.vacunacion.org sirve para apoyar, no reemplazar, la relación que existe de los pacientes/visitantes de este sitio web y su médico. Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia del usuario. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies'.

Aviso de privacidad  Aviso de cookies 

Acepto

Alerta

Usted esta saliendo del sitio vacunacion.org, la información fuera de este sitio no es responsabilidad de la Asociación Mexicana de Vacunología A.C.

Continuar Cerrar